5.11.14

Cuando abras los ojos, ya te habrás atiborrado de suficiente helado y chocolate como para empezar a endulzar ese sabor amargo que no te dejaba tragar. Empezarás a entender que, al fin y al cabo, hay dramas peores… Antes no estaba tan claro, antes ésto era el mismísimo Apocalypse Now. Te alegrará saber que, aunque incluso yo he llegado a tener serias dudas, ¡sigues viva! Ya puedes dejar de parecer un cadáver andante. El trastorno obsesivo compulsivo de controlar su última conexión en Whatsapp y demás movimientos en redes sociales irá disminuyendo hasta desaparecer. Puede que antes tu vida girara en torno a él, ¿y ahora qué? Ahora dependes de ti.
Ahora eres otra, te has quitado un gran peso de encima y eres una mujer nueva y más fuerte en busca de tu propia felicidad. Ahora es TU momento, ya ha llegado la hora de cerrar el grifo de lágrimas y aparcar la compasión, ahora debes empezar a valorarte y subir la moral. Te cuidarás y te arreglarás para ti, te mirarás al espejo con una sonrisa orgullosa porque has elegido seguir adelante. Es el momento de centrarte en ti, de volver a salir a la calle con los tacones puestos, y toda esa confianza que parecía perdida, volverá con los labios pintados de rojo dispuesta a comerse el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario